El que los niños aprendan y dominen las habilidades sociales y emocionales, les ayudará no sólo en la escuela, sino también en todos los aspectos vitales. Y es fundamental para niños y niñas con TDAH. Numerosos estudios han descubierto que los jóvenes que poseen estas habilidades sociales y emocionales son más felices, tienen más confianza en sí mismos y son más competentes cómo estudiantes, miembros familiares, amigos y trabajadores. Al igual que tienen menor predisposición al abuso de sustancias, la depresión o la violencia.
Para más información: http://www.orientacionandujar.es/2014/10/16/tdah-actividad-para-trabajar-las-emociones-basicas-y-la-empatia/

Publicado: 5 de Febrero de 2015