Hoy 20 de marzo, se celebra el Día Internacional de la Felicidad, fecha que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) decretó con el objetivo reconocer la relevancia de la felicidad y el bienestar como aspiraciones universales de los seres humanos y la importancia de su inclusión en las políticas de gobierno.

Tal y como hace periódicamente, el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), en el último barómetro de enero de 2015 incluyó la pregunta: ¿eres feliz? Los resultados obtenidos revelan que los españoles son notablemente felices. En una escala del 1 al 10, la media supera el 7, y un 78,8% de los españoles considera que son felices, eso sí, con diferentes intensidades. Si la comparamos con la encuesta del CIS en marzo de 2014, los españoles que manifestaban entonces ser felices fueron menos (75,9%), aunque su nivel de felicidad era más intensa, pues la nota alcanza el 7,45.

Además, los datos muestran que las mujeres son un poco más felices que los hombres y que la felicidad disminuye a medida que nos vamos haciendo mayores. De hecho, se encontró que los jóvenes de entre 18 y 24 años puntúan con un 7,61 a su felicidad, mientras que los mayores de 65 se quedan en una nota de 6,92.

Se ha encontrado que también afecta a nuestro bienestar el lugar donde vivimos. Así, los más felices son los que viven en zonas con entre 50.000 y 100.000 habitantes, seguidos de los que habitan en núcleos de 2.000 o menos habitantes. Las personas que menor grado de felicidad muestran, son aquellos que residen en ciudades con una población superior a los 100.000 habitantes pero menor al medio millón son.

Si se tiene en cuenta la ocupación, los que manifiestan ser más felices son, primero los estudiantes, en segundo lugar los empresarios y altos funcionarios, y en tercer lugar los profesionales por cuenta ajena. La otra cara de la moneda, aunque muestran un nivel aceptable para su situación, son los parados y los jubilados, precisamente los que cuentan con menos ingresos.

Finalmente, según el estatus socioeconómico, los datos del CIS revelan que los más felices son aquellas personas que están en la clase alta o media alta, con una puntuación media de felicidad de un 7,37 sobre 10. Los que se confiesan menos felices son los obreros cualificados, con una media de 6,82.

Se puede concluir que en general los españoles se consideran bastante felices, aunque no debemos olvidarnos de que se trata de una medida subjetiva. De esta forma, aprovechando la celebración de este día, los gobiernos deberían analizar los datos y tomar medidas para que el bienestar y la felicidad sean un derecho de todos los ciudadanos.

Fuente:

La Razón

Se puede consultar el barómetro completo en el siguiente enlace:

Barómetro enero 2015 del CIS

Publicado: 20 de Marzo de 2015