La terapia cognitivo-conductual, estándar de calidad del NICE para la atención de adultos con psicosis y esquizofrenia

El Instituto Nacional de Excelencia para la Salud y los Cuidados (National Institute for Health and Care Excellence, NICE) ha publicado los Estándares de Calidad psicosis y esquizofrenia en adultos(Psychosis and schizophrenia in adults – QS80). Estos Estándares de Calidad identifican los principales aspectos que deben implementarse para impulsar mejoras cuantificables en la calidad de la atención que se presta a personas con psicosis y esquizofrenia, y se derivan de las guías de práctica clínica elaboradas por dicha institución a partir de la revisión de estudios científicos controlados.

De acuerdo con los estándares de calidad establecidos por el NICE para el tratamiento y manejo de la psicosis y de la esquizofrenia (incluidos los trastornos psicóticos relaciones, tales como el trastorno esquizoafectivo, el trastorno esquizofreniforme y el trastorno delirante) en adulos, se considera una alta prioridad que se desarrollen las siguientes áreas de atención:

Estándar de calidad 1: La derivación a servicios de intervención temprana en psicosis

Según establece el NICE, la derivación de las personas con un primer episodio de psicosis se debe realizar inmediatamente, de tal manera que puedan comenzar el tratamiento en los servicios de atención temprana en un periodo que no sea superior a las dos semanas. La evidencia científica ha puesto de manifiesto que los servicios de atención temprana en psicosis mejoran notablemente los resultados clínicos, así como las tasas de admisión, la gravedad de los síntomas y la probabilidad de recaídas en las personas con un primer episodio de psicosis. El éxito de los servicios de atención temprana depende de la prestación de una amplia gama de tratamientos  basados en la evidencia, incluyendo el tratamiento farmacológico, el tratamiento psicológico, social, ocupacional y las intervenciones psicoeducativas. Según señala el NICE, esta atención debería proporcionarse tan pronto como sea posible para reducir la duración de la psicosis no tratada.

Estándar de calidad 2: La aplicación de terapia cognitivo-conductual

La aplicación de terapia cognitivo-conductual, bien conjuntamente con medicación antipsicótica o bien de manera aislada si el paciente rechaza la medicación, está comprobado que mejora significativamente los síntomas psicóticos. El tratamiento psicológico debería formar parte de una aproximación amplia y multidisciplinar de intervención, que combine diferentes opciones de tratamiento adaptadas a las necesidades individuales de los usuarios.

Estándar de calidad 3: La intervención con las familias

Según ha demostrado la evidencia científica, la intervención familiar puede mejorar las habilidades de afrontamiento, así como reducir las tasas de recaída de las personas con psicosis o esquizofrenia. La intervención familiar debería involucrar a la persona con psicosis y formar parte de un enfoque integral de atención, que combine diferentes opciones de tratamiento adaptadas a las necesidades individuales de los usuarios.

Estándar de calidad 4: El tratamiento con clozapina para los pacientes que no responden adecuadamente al tratamiento con al menos dos fármacos antipsicóticos

Tal y como señala el NICE, la clozapina es el único fármaco con eficacia establecida para reducir los síntomas y el riesgo de recaída para los adultos con esquizofrenia resistente al tratamiento. Su uso sólo está autorizado para los usuarios de los servicios con esquizofrenia que no han respondido a los fármacos antipsicóticos convencionales o que son intolerantes a ellos.

Estándar de calidad 5: Programas de apoyo al empleo

Los programas de apoyo al empleo pueden aumentar las tasas de empleo de las personas con psicosis o esquizofrenia. Se estima que sólo entre el 5 y el 15% de las personas con esquizofrenia tiene un empleo, y que las personas con enfermedades mentales graves (incluida la psicosis y la esquizofrenia) tienen una probabilidad de 6 a 7 veces mayor de estar desempleados que la población general. Por otro lado, está comprobado que el desempleo puede tener un efecto negativo en la salud física y mental de los adultos con psicosis o esquizofrenia. Todos estos factores, justifican la necesidad de implementar programas integrales que fomenten la recuperación del empleo.

Estándar de calidad 6: Evaluación de la salud física

La esperanza de vida para los adultos con psicosis o esquizofrenia es de entre 15 y 20 años menos que las personas de la población general. Esto puede deberse a que las personas con psicosis o esquizofrenia a menudo presentan problemas de salud física, especialmente enfermedades cardiovasculares y metabólicas como la diabetes tipo 2, cuya gravedad se puede exacerbar por el uso de antipsicóticos. La evaluación integral de la salud física de estas personas es fundamental, en la medida que constituye el primer paso para la puesta en marcha de tratamientos dirigidos a mejorar estos aspectos.

Estándar de calidad 7: Promoción de hábitos de alimentación saludables, actividad física y abandono del consumo de tabaco

La prevalencia de problemas de obesidad y diabetes tipo 2 en adultos con psicosis o esquizofrenia es más elevada que en la población general, así como las tasas del consumo de tabaco. De esta manera, y según el NICE, la promoción de hábitos de alimentación saludable y programas de actividad física y de dejar de fumar puede reducir las tasas de mortalidad prematura de las personas con psicosis y mejorar su salud física y mental.

Estándar de calidad 8: Apoyo y formación dirigida al cuidador

El último estándar de calidad del NICE pone el énfasis en la atención al cuidador. Proporcionar formación al cuidador, así como servicios de apoyo a su tarea, reduce la sobrecarga que genera el cuidado y atención de personas con psicosis o esquizofrenia y el malestar psicológico asociado, mejorando notablemente la calidad de vida. Si este apoyo se proporciona en el proceso inicial de evaluación y enganche con el paciente, la formación dirigida al cuidador y los servicios de apoyo pueden, además, ayudar a los cuidadores a identificar los síntomas prodrómicos de la enfermedad, lo que evitará el riesgo de recaídas.

Publicado: 10 de Abril de 2015