El pasado 13 de abril, el Pleno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud aprobó la primera Estrategia de Enfermedades Neurodegenerativas del Sistema Nacional de Salud. Entre sus principales líneas de actuación, se encuentran mejorar el diagnóstico y la detección precoz, realizar planes de tratamiento individualizados a los pacientes con enfermedades neurodegenerativas y establecer programas de respiro y de apoyo emocional para los cuidadores que les atienden. 

Se estima que cerca de un millón de personas se encuentran afectadas por alguna enfermedad neurodegenerativa (Alzheimer, Parkinson, esclerosis…) en nuestro país y su incidencia va en aumento debido al incremento en la esperanza de vida, según ha remarcado el ministro de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad en funciones, Alfonso Alonso, durante la rueda de prensa.

En este contexto, la estrategia pretende sentar las bases para prestar una atención social y sanitaria coordinada para estos pacientes, mediante planes de actuación que deberán determinar cada una de las Comunidades Autónomas, así como integrar la atención a los cuidadores en los planes de intervención, de tal manera que se contemplen programas de descanso y de apoyo emocional para contrarrestar el desgaste que supone prestar atención a una persona dependiente. En esta línea, y tal y como se detalla en la nota de prensa elaborada por el Ministerio, la estrategia pretende poner en marcha programas formativos para cuidadores que incidan en el autocuidado, el manejo del estrés, estrategias de relajación, etc. 

Asimismo, la estrategia contempla la realización de campañas de sensibilización a la población con el objetivo de reducir el estigma asociado a las enfermedades neurodegenerativas, programas de formación a profesionales y apoyar la investigación sobre epidemiología, factores de riesgo y nuevas terapias en este colectivo (farmacológicas y no farmacológicas). 

Fuente:

Ministerio de Sanidad