La Federación Internacional de Alzheimer ha hecho público el informe Impacto Global de la Demencia: un análisis sobre prevalencia, incidencia, coste y tendencia, proporcionando un escenario preocupante sobre la incidencia y el impacto de la demencia en el mundo. 

El objetivo de dicho informe, actualizado anualmente, es ofrecer un análisis de la situación actual sobre la demencia para poder determinar la evolución de este problema a escala mundial. 

Según la información que se proporciona en el documento, el impacto de la demencia en el mundo está siendo mucho mayor del que se había estimado.

En relación con la prevalencia e incidencia de la enfermedad, los expertos señalan que cerca de 46,8 millones de personas viven actualmente con demencia, registrándose 9,9 millones de nuevos casos de demencia cada año (lo que implica un nuevo caso cada 3,2 segundos). Esta cifra se prevé que se duplicará cada 20 años, alcanzando los 74,7 millones en 2030 y los 131,5 millones en 2050, lo que supone que, según ha apuntado Martin Prince, uno de los representantes del Observatorio Global sobre Envejecimiento y Cuidado de la Demencia del King's College London: "en el Informe Mundial sobre la Demencia 2009 se subestimó el alcance de esta epidemia entre un 12-13%". 

Al analizar los costes económicos derivados de la prevalencia e incidencia de la enfermedad, los datos recogidos en el informe presentan un panorama aún más desalentador, ya que se ha registrado un aumento del 35,4% respecto al año 2009, de tal modo que “los costes económicos están creciendo a un ritmo mucho mayor que los nuevos casos de demencia”. 

En concreto, el Informe Global de la Demencia señala que:

  • Los costes globales de la demencia han aumentado de 604 mil millones de dólares en 2010 a 818 mil millones de  dólares en 2015 (35,4%), lo que supone el 1,09% del PIB mundial. 

  • Los costes directos (excluyendo los costes derivados de los cuidados informales) suponen el 0,65% del PIB mundial. 

  • Estos costes se han visto incrementados en todas las regiones del mundo, siendo mayores en los países de África y del este de Asia. 

  • La distribución de los costes económicos (sanitarios directos, en servicios sociales y atención informal) no ha registrado grandes variaciones. Los costes médicos directos siguen suponiendo un 20% del total, mientras que los derivados de los servicios sociales y de los cuidados informales suponen el 40% cada uno. 

De acuerdo con los datos recogidos en el documento, la Federación Internacional de Alzheimer recomienda que la reducción del riesgo de demencia debería ser una prioridad en la línea de trabajo de la Organización Mundial de la Salud, así como que la inversión destinada a la investigación en demencia debería ser proporcional a los costes sociales que genera y dirigida de manera equilibrada hacia la prevención, el tratamiento, la atención y la búsqueda de posibles tratamientos curativos de la enfermedad.

El informe puede descargarse en el siguiente enlace:

Impacto Global de la Demencia: un análisis sobre prevalencia, incidencia, coste y tendencia

Publicado: 2 de Diciembre de 2015