Investigadores de la Universidad Jaume I (UJI), han creado una app para móviles y tabletas que evalúa la competencia emocional de los niños de entre 3 y 12 años llamada Emocionatest. En un entorno amigable e interactivo, esta aplicación facilita, a los profesionales de la comunidad psicoeducativa, el diagnóstico de anomalías o retrasos de los niños a la hora de reconocer y gestionar sus emociones.

Esta app, que fue presentada en el pasado Congreso Internacional sobre Inteligencia Emocional celebrado en la UJI, se puede usar en sectores como la educación y la psicología escolar, los hospitales y centros dedicados al cuidado de pacientes con autismo, a la vez que para la investigación en psicología evolutiva y trastornos del desarrollo.

La principal novedad de Emocionatest con respecto a otras herramientas parecidas, es su diseño en formato videojuego, lo que la hace más atrayente para los pequeños en comparación con los tradicionales tests psicológicos.

Las competencias analizadas se relacionan con el reconocimiento y la construcción de las expresiones faciales, la identificación de emociones a partir de situaciones comunes y la percepción tanto de emociones basadas en experiencias cognitivas como en otras ocultas.

Según Clara Andrés, una de las autoras del proyecto, los niños con trastorno del espectro autista muestran trabas para ser emocionalmente competentes a lo largo de su desarrollo como consecuencia de su dificultad para entender la mente de otras personas. Además, los niños y niñas con otros trastornos, como por ejemplo aquellos con trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) o trastorno específico del lenguaje (TEL), también manifiestan, a veces, cierta incompetencia, por ejemplo, a la hora de regular sus emociones o identificar emociones basadas en creencias.

Fuente:

Valencia Plaza

Publicado: 15 de Diciembre de 2016