Aproximadamente, 1 de cada 10 personas padece un trastorno mental, sin embargo, tan sólo el 1% del personal sanitario mundial presta sus servicios en la esfera de la salud mental. Así lo afirma la Organización Mundial de la Salud (OMS) en su último informe sobre la situación de la salud mental en todo el mundo: el informe Atlas de Salud Mental 2014 (Mental Health Atlas 2014). 

Esta nueva edición del Atlas de Salud Mental facilita una serie de datos de referencia a través de los cuales se mide el avance hacia la consecución de los objetivos y metas del Plan de Acción Integral para la Salud Mental 2013-2020 de la OMS. Como ya informó Infocop Online en su momento, la OMS emprendió este Plan en el año 2013, con el propósito de fomentar el bienestar mental, prevenir los trastornos mentales, proporcionar atención, mejorar la recuperación, promover los derechos humanos y reducir la mortalidad, morbilidad y discapacidad de las personas con trastornos mentales.

Para tal fin, establecía cuatro objetivos: (1) reforzar el liderazgo y las políticas gubernamentales en el ámbito de la salud mental, (2) prestar servicios integrales de salud mental y asistencia social en entornos comunitarios, (3) poner en prácticaestrategias de promoción y prevención en el campo de la salud mental, y (4) fortalecer los sistemas de información, los datos científicos y las investigaciones.

Los progresos hacia la consecución de estas metas del Plan de Acción Integral, pueden determinarse gracias a los datos proporcionados por el Atlas de Salud Mental. Esta información se obtiene a partir de los datos suministrados por los diferentes países, recogidos a través de un cuestionario remitido por la OMS, que abarca esferas fundamentales del desarrollo de los sistemas de salud mental, incluidas las políticas gubernamentales y el financiamiento, los recursos humanos, la disponibilidad y prestación de los servicios, la promoción y prevención, y la vigilancia.

A continuación presentamos las conclusiones principales del informe:

  • Sistema de salud mental del Gobierno

    - El informe notifica un avance por parte de los países en la elaboración de políticas, planes y leyes sobre salud mental, que “constituyen los cimientos de un buen gobierno y del desarrollo de los servicios”.

    - Los datos revelan que el 68% de los Estados Miembros disponen de un plan de salud mental, y el 51% cuentan con una Ley específica sobre salud mental. Sin embargo, la OMS indica que la mayoría de las políticas y las leyes no están en plena consonancia con los pactos internacionales de derechos humanos, la aplicación es insuficiente y las personas con trastornos mentales y familiares miembros se encuentran involucrados sólo parcialmente.

  • Recursos financieros y humanos para la salud mental

    - En este punto, el informe se muestra tajante: el gasto mundial en salud mental sigue siendo muy escaso. Según las cifras, los niveles de gasto público en salud mental representan menos de 2 dólares per cápita en los países de bajos y medianos ingresos (lo que equivaldría a 1,82 euros) y más de 50 dólares en los de ingresos elevados (unos 45,75 euros). El Atlas revela que una gran parte de estos fondos se destinan a la atención hospitalaria, especialmente hospitales psiquiátricos, “en los que se presta atención a una pequeña proporción de las personas que lo necesitan”.

    - A nivel mundial, el número medio de trabajadores de salud mental es de 9 por cada 100.000 habitantes, pero se detecta una variación extrema (de menos de 1 por cada 100.000 habitantes en los países de bajos ingresos a más de 50 en los países de altos ingresos), tal y como queda reflejado en la tabla siguiente:

Disparidad entre países en cuanto al número de trabajadores de salud mental (tasas por cada 100.000 habitantes)

  • Disponibilidad y uso de los servicios de salud mental

    - La OMS lanza una seria advertencia: existen enormes desigualdades geográficas en el acceso a los servicios de salud mental. A este respecto, los datos muestran una desproporción entre países en cuanto a la media del número de camas de salud mental por cada 100.000 habitantes, que oscila entre menos de cinco camas en aquellos países de ingresos bajos y medios bajos, hasta más de 50 en los países de altos ingresos. Se han hallado igualmente grandes disparidades de los servicios ambulatorios y de asistencia social.

  • Promoción y prevención de la salud mental

    - En línea con los objetivos de desarrollar e implementar políticas y programas de salud mental, la Organización considera fundamental tanto satisfacer las necesidades de las personas con trastornos mentales definidos, como proteger y promover el bienestar mental de todos los ciudadanos.

    - A juicio de la OMS, la impartición de formación sobre salud mental al personal de atención primaria “es esencial para reforzar su capacidad de reconocer y tratar a las personas con trastornos mentales graves y comunes”. Según el informe Atlas, sigue habiendo escasez en todas las disciplinas de salud mental, especialmente en los países de ingresos bajos y medianos.

    - Actualmente, el 41% de los Estados Miembros tiene en funcionamiento al menos dos programas de promoción y prevención de la salud mental; de los 400 programas reportados, más de la mitad se destinaron a la mejora de la educación en salud mental o la lucha contra el estigma.

    La prevención del suicidio constituye para la Organización uno de los objetivos prioritarios dentro del área de salud mental. Entre las preguntas formuladas por el cuestionario a los diferentes países, se les pidió informar si contaban con una estrategia nacional de prevención del suicidio. Los datos indicaban que, actualmente, menos del 10% de los países de medios y bajos ingresos han desarrollado una, mientras que aproximadamente un tercio de los países de renta alta y media-alta reportan haber elaborado una estrategia de este tipo.

Como ya señalábamos con anterioridad, los datos de este informe constituyen una medida de referencia para valorar la aplicación, progresos e impacto de los objetivos acordados por los 194 Estados Miembros de la OMS en el Plan de Acción Integral de Salud Mental 2013-2020, proporcionando los siguientes valores iniciales relativos a 2013:

  • Objetivo 1. Reforzar el liderazgo y las políticas gubernamentales eficaces para la salud mental

    Meta 1.1. El 80% de los países habrá elaborado o actualizado sus políticas o planes de salud mental en consonancia con los instrumentos internacionales y regionales de derechos humanos de aquí a 2020.

    - Valor inicial: el 45% de todos los Estados Miembros de la OMS (El valor se basa en una lista de verificación de auto-calificación).

    Meta 1.2. El 50% de los países habrán elaborado o actualizado sus legislaciones de salud mental en consonancia con los instrumentos internacionales y regionales de derechos humanos de aquí a 2020.

    - Valor inicial: el 34% de todos los Estados Miembros de la OMS.

  • Objetivo 2. Proporcionar en el ámbito comunitario servicios de asistencia social y de salud mental, completos, integrados y con capacidad de respuesta

    Meta 2. La cobertura de servicios de atención de los trastornos mentales graves habrá aumentado en un 20% de aquí a 2020.

    - Valor inicial: según la OMS, todavía no se puede calcular este valor a partir de los datos del Atlas 2014. No obstante, se espera que la cifra no llegue al 25%, basándose en estudios sobre brecha terapéutica y el uso de los servicios.

  • Objetivo 3. Aplicar estrategias de promoción y prevención en materia de salud mental:

    Meta 3.1. El 80% de los países tendrá en funcionamiento al menos dos programas multisectoriales nacionales de promoción y prevención en materia de salud para el año 2020.

    - Valor inicial: El 41% de todos los Estados Miembros de la OMS.

    Meta 3.2. Se habrá reducido en un 10% la tasa de suicidio en los países para el año 2020.

    - Valor inicial: El 11,4 por cada 100.000 habitantes. En palabras de la OMS, “este valor está basado en una estimación global ajustada por edad”.

  • Objetivo 4. Fortalecer los sistemas de información, los datos científicos y las investigaciones sobre salud mental

    Meta 4. El 80% de los países calculará y notificará sistemáticamente cada dos años al menos un conjunto básico de indicadores de salud mental por medio de su sistema nacional de información sanitaria y social, para el año 2020.

    - Valor inicial: el 33% de todos los Estados Miembros de la OMS.

Fuente:

 WHO Mental Health

Para consultar al informe completo, pincha el siguiente enlace:

Atlas de Salud Mental 2014