Incluso 20-25 años después de un atentado, las víctimas de terrorismo presentan trastornos psicológicos que precisan atención especializada. Esta es una de las conclusiones de un proyecto de investigación sobre las consecuencias psicopatológicas de los atentados a muy largo plazo (más de 10, 20 o 30 años) y sobre la eficacia y utilidad de los tratamientos psicológicos para dichas consecuencias a tan largo plazo. El proyecto de investigación se ha realizado durante los últimos cuatro años en colaboración con la Asociación Víctimas del Terrorismo (AVT) y con la financiación de la Subdirección General de Proyectos de Investigación del Ministerio de Ciencia e Innovación (dependiente actualmente del Ministerio de Economía y Competitividad), así como con la financiación del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, a través de las ayudas concedidas a la AVT para el tratamiento de las víctimas.

Los resultados del proyecto, elaborado por el equipo de investigación de la Facultad de Psicología de la Universidad Complutense de Madrid “Tratamiento psicológico de trastornos asociados al estrés”, han sido presentados durante el acto de inauguración del curso Avances en la atención psicológica a víctimas del terrorismo y nuevos tratamientos, celebrado el pasado 29 de junio, y en el que participaron Ángeles Pedraza Portero, presidenta de la AVT (Asociación Víctimas del Terrorismo), María Salomé Adroher Biosca, directora general de Servicios para la Familia y la Infancia del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Miguel Folguera Heredia, presidente de la Asociación-Plataforma de Apoyo a las Víctimas del Terrorismo y  Jesús Sanz Fernández, director del curso  y codirector de equipo de investigación que presenta los resultados.

El proyecto tenía por objetivos realizar un seguimiento psicológico de todas las víctimas del terrorismo en España, identificar a aquellas personas con problemas psicológicos relacionados con los atentados y ofrecer un tratamiento psicológico gratuito para dichos problemas.

En total, han participando más de 2.000 víctimas del terrorismo, que han sido contactadas a través de la AVT y de las asociaciones regionales que colaboran con la AVT de las comunidades autónomas de Extremadura, Valencia, La Rioja, Murcia, Galicia y Madrid. De esa amplia muestra de personas, a todas las que aceptaron participar voluntariamente en el estudio se les realizó una entrevista telefónica mediante instrumentos de cribado psicopatológico y, fueron citadas a una entrevista presencial al detectar la presencia de síntomas psicológicos que les estuvieran generando un malestar clínicamente significativo o un grado importante de interferencia en su vida, para evaluar la presencia de un trastorno por estrés postraumático, de un trastorno depresivo o de un trastorno de ansiedad. Posteriormente, a todas las víctimas que sufrían alguno de esos trastornos psicológicos se les ofreció la posibilidad de recibir tratamiento psicológico eficaz para su trastorno o trastornos, mediante un programa de tratamiento de 16 sesiones.

Tal y como señalan los autores del estudio, se trata de un proyecto pionero en España y a nivel mundial, dado que es el primer estudio que evalúa las consecuencias psicopatológicas del terrorismo a tan largo plazo, utilizando una entrevista diagnóstica estructurada realizada presencialmente por un clínico (método que se considera actualmente el patrón de oro para el diagnóstico psicopatológico). Se trata a su vez de uno de los estudios que ha evaluado a un mayor número de víctimas heridas en los atentados y de familiares de fallecidos y heridos en los atentados y que ha utilizado una estrategia de búsqueda activa (outreach) como método para mejorar la atención psicológica a las víctimas del terrorismo y de superar cualquier barrera que les pudiera haber afectado en su acceso a un tratamiento de calidad, contrastado y eficaz, durante los 20-25 años transcurridos como media desde que ocurriera el atentado terrorista. Asimismo, es el primer estudio que ha analizado la utilidad clínica de cualquier tipo de tratamiento (psicológico o farmacológico) con víctimas del terrorismo que sufren de trastornos psicológicos a tan largo plazo.

Los resultados más relevantes del proyecto de investigación indican que, después de 20-25 años, existe todavía un porcentaje muy importante de víctimas del terrorismo que sufren de trastorno por estrés postraumático, trastorno depresivo mayor o de un trastorno de ansiedad, y, por tanto, que tanto las víctimas directas como su entorno familiar más inmediato precisan una atención psicológica continuada en el tiempo, no solo a corto, medio y largo plazo, sino también a muy largo plazo. Afortunadamente, los resultados del proyecto también demuestran que hoy tenemos tratamientos psicológicos eficaces para tratar a las víctimas del terrorismo que sufren esos trastornos y que son útiles incluso con víctimas que llevan sufriendo esos trastornos más de 20-25 años después de los atentados. Es más, los resultados del proyecto indican que con una estrategia de búsqueda activa es posible identificar a esas personas y conseguir que accedan a una atención psicológica de calidad. Por eso, en función de estos resultados, el objetivo futuro del equipo de investigación y de la AVT será extender esta estrategia de búsqueda activa y tratamiento a las víctimas del resto de comunidades autónomas de España.

La envergadura y relevancia, tanto científica como social, del estudio y de sus resultados han animado al grupo de investigación y a la AVT a presentar los mismos en el marco de los Cursos de Verano Complutense de El Escorial, ya que, después de 27 ediciones, los Cursos de Verano se han consolidado como un foro de calidad para el intercambio intelectual basado en la pluralidad y en la difusión de los avances producidos en todas las áreas científicas, humanísticas y artísticas.

Además de la presentación de los resultados del proyecto de investigación antes mencionado, el curso presentará los más recientes avances en la investigación sobre la salud mental y la atención psicológica e integral a las víctimas del terrorismo. Este curso pretende presentar y analizar los últimos avances que se han producido en España y a nivel internacional en el estudio de las consecuencias de los atentados terroristas sobre la salud mental y de los factores de riesgo o protección para dichas consecuencias, así como en el estudio de la atención psicológica a sus víctimas, con un especial énfasis en los tratamientos psicológicos que se han mostrado eficaces y clínicamente útiles, en la aplicación de las nuevas tecnologías en dichos tratamientos (p. ej., terapias aplicadas mediante realidad virtual) y en su aplicación en el contexto de una atención integral que tenga en cuenta también los aspectos jurídicos y sociales. Para ello cuenta con ponentes que son investigadores y profesionales referentes del ámbito psicológico, pero también con la voz y el testimonio de las propias víctimas y con profesionales e investigadores del ámbito jurídico y social, ya que cualquier programa de atención psicológica, para ser útil, debe enmarcarse tanto en el contexto de las trayectorias vitales de las víctimas como en el contexto de las sociedades en que viven.

Entre los investigadores y profesionales que participarán en el curso cabe destacar la presencia de renombrados profesores e investigadores de dos universidades extranjeras (Universidad George Washington y Universidad de California en Irvine) y de cuatro universidades nacionales (Universidad del País Vasco, Universidad Carlos III, Universidad Pontifica de Salamanca y Universidad de Valencia), además, obviamente, de la Universidad Complutense, así como la presencia de la coordinadora del Departamento Psicosocial de la AVT, del decano del Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid y del Presidente de la Comisión Nacional de Asistencia a las Víctimas de Delitos Violentos y contra la Libertad Sexual.

Publicado: 1 de Julio de 2015