El tabaquismo es uno de los principales problemas de salud pública a nivel mundial, considerado, hoy en día, la gran epidemia de nuestro siglo. Definido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como una enfermedad crónica, recidivante y con carácter adictivo, constituye la primera causa de muerte evitable en los países desarrollados. De hecho, los datos indican que es responsable de aproximadamente seis millones de muertes anuales a nivel mundial, y se prevé que para el año 2020, esta cifra aumentará hasta los 10 millones de muertes anuales en el mundo.

Así alerta la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) en su nueva guía titulada “Te ayudamos a dejar de fumar”, un manual práctico y actualizado, dirigido tanto a fumadores como a profesionales, que, mediante un lenguaje comprensivo, introduce el tema del tabaquismo y ofrece una serie de recomendaciones orientadas a abandonar el hábito.

La guía se estructura en nueve apartados, a través de los cuales se conceptualiza el tabaquismo, abordándose diferentes aspectos, tales como la dependencia y el síndrome de abstinencia, la valoración del fumador, los tipos de tratamiento o el seguimiento de la intervención.

En palabras de los autores del texto, dejar de fumar es una de las decisiones más importantes y saludables que pueden tomar las personas, y es “la mejor inversión en salud, y también económica, que un fumador pueda hacer”. A este respecto, destacan, entre otras cosas, las principales consecuencias que produce el tabaco (a saber, las enfermedades cardiovasculares, las respiratorias y los tumores), y recuerdan que, cuanto antes se deje el tabaco, “mayores beneficios se conseguirán”, entre ellos, la prevención de la aparición de enfermedades, así como de complicaciones de las ya existentes. 

Según los datos expuestos en la guía, la mayoría de los fumadores que conocen los efectos nocivos del tabaco desean dejar de fumar, y un 70% lo intenta en alguna ocasión. El problema, es que “dejar de fumar no es fácil y el fumador no siempre encuentra el apoyo necesario para conseguir abandonar el tabaco”. Aunque sólo el 5% consigue dejar de fumar por su cuenta, las tasas de éxito pueden incrementarse hasta un 60%, si el intento se realiza en condiciones óptimas.

Por ello, a lo largo del manual se subraya la trascendencia de solicitar ayuda cuando se va a hacer un intento de abandono del tabaco. En esta línea, se puntualiza la importancia de contar con ayuda de profesionales sanitarios que ayuden en todo el proceso, entre ellos psicólogos.

Tal y como manifiestan los autores del manual, un adecuado asesoramiento psicológico (tratamiento cognitivo-conductual) mediante el cual se ofrece al fumador herramientas para reconocer y evitar aquellos estímulos que le llevan a fumar o para afrontar los mismos con garantías”, puede ayudar a tratar las dependencias psicológicas, conductuales y sociales adquiridas, y es considerado "uno de los pilares fundamentales del abordaje terapéutico del fumador" que quiere dejar de hacerlo.

La guía, editada bajo el marco del Año SEPAR 2015-2016 de la EPOC y el Tabaco, puede descargarse desde la página Web de SEPAR.

Publicado: 9 de Diciembre de 2016