A todos nos ha pasado alguna vez: tenemos prisa por salir porque vamos con retraso pero la casa parece haberse tragado las llaves. Nos lanzamos en una búsqueda desesperada pero, por más que busquemos, no logramos encontrarlas. Ahora un estudio llevado a cabo en la Universidad de Aberdeen revela qué hacemos mal y nos sugiere una solución que nos permitirá encontrar lo que estemos buscando con mayor rapidez.


Buscamos donde no vamos a encontrar


Los psicólogos idearon una tarea similar a buscar las llaves sobre un escritorio ordenado y otro lleno de papeles, libros y tazas de café. Obviamente, la mejor estrategia es comenzar a buscar en el escritorio desordenado ya que existen más probabilidades de que el objeto perdido esté ahí, escondido a la vista y sepultado tras el desorden. Sin embargo, al parecer hacemos justo lo contrario, y por eso tardamos más en encontrar lo que buscamos.


Los investigadores analizaron cómo los ojos de los participantes rastreaban un objetivo mientras realizaban la búsqueda. Para ello, les presentaron una pantalla dividida en dos: en una mitad aparecían líneas formando patrones ordenados y en la otra mitad las líneas estaban mezcladas. El objetivo era indicar si había líneas inclinadas 45 grados hacia la derecha.


Cuando los psicólogos analizaron los movimientos oculares de los participantes se dieron cuenta de que estos solían mirar continuamente hacia la mitad más fácil de la pantalla, a pesar de que esta no podía brindarle ninguna información nueva. De hecho, casi la mitad de los movimientos de los ojos se dirigían hacia el lado más organizado, aunque esa estrategia solo los ralentizaba. Obviamente, de esta manera los participantes también realizaban muchos más movimientos oculares de los necesarios.


Estos resultados sugieren que cuando buscamos algo, no miramos automáticamente hacia los lugares que pueden proporcionarnos más información, lo cual retrasa nuestra búsqueda. En práctica, somos más exhaustivos pero también perdemos más tiempo. De hecho, una superficie despejada se puede recorrer fácilmente con la visión periférica (con el rabillo del ojo), sin necesidad de centrar nuestra atención en ella.

Las mujeres encuentran las cosas más rápido que los hombres

Otro estudio, esta vez realizado en la Universidad de Glasgow, descubrió que aunque aplicamos la misma estrategia de búsqueda, las mujeres encuentran las cosas más rápido que los hombres. En este experimento les pidieron a las personas que intentaran encontrar unas llaves perdidas, pero mientras lo hacían sonaba el teléfono y debían mantener una conversación respondiendo a algunas preguntas de conocimiento general.



Se apreció que las mujeres encontraban las llaves con mayor rapidez y obtenían mejores resultados en las preguntas. Según estos psicólogos, la clave radica en que las féminas tienen una ventaja evolutiva sobre los hombres, la cual les permite realizar con mayor eficacia diferentes tareas a la vez que demanden un alto nivel de control cognitivo, sobre todo cuando se trata de planificar, monitorizar los resultados e inhibir ciertas respuestas o estímulos.



¿Cómo encontrar los objetos perdidos más rápido?

Si tienes prisa, la mejor estrategia para encontrar lo que estás buscando en poco tiempo consiste en dirigirte a la zona más desordenada de la habitación. Mientras buscas, con el rabillo del ojo puedes explorar las áreas más limpias, aunque es poco probable que el objeto perdido esté ahí.



Fuentes:

Nowakowska, A. et. Al. (2017) Human visual search behaviour is far from ideal. Proceedings of the Royal Society B; 284(1849).

Stoet, G. et. Al. (2013) Are women better than men at multi-tasking? BMC Psychology; 1(18).

Publicado: 24 de Febrero de 2017