Publicado: 28 de Julio de 2023

El tiempo de calidad compartido es fundamental para que el vínculo de pareja se mantenga sólido y satisfactorio. Te mostramos algunos consejos para implementarlo en tu relación.


5 claves para dedicarle tiempo de calidad a tu pareja


Si queremos que nuestros vínculos afectivos prosperen es importante cultivarlos a diario, cuidarlos e invertir en hacer sentir a la otra parte atendida, vista y amada. Estos propósitos se logran de formas diferentes, pero los momentos juntos son, sin duda, una de las claves. Por ello, queremos brindarte algunos consejos para dedicarle tiempo de calidad a tu pareja.


Aunque parezca una tarea sencilla, no siempre la atendemos como es debido. De hecho, según un estudio publicado en Journal of family psychology, la cantidad de tiempo compartido es uno de los aspectos principales que las parejas desean cambiar en su relación.


Lo anterior, incluye aspectos como pasar ratos acompañados, prestarse atención mutua y generar conversaciones interesantes. ¿Qué otras formas hay de conseguir esta meta? ¿Por qué es tan importante hacerlo? Exploramos la respuesta, a continuación.


¿Por qué dedicarle tiempo de calidad a tu pareja?


Cuando establecemos un vínculo romántico, el deseo por estar junto a la otra persona y cultivar una cercanía emocional son impulsos naturales. De hecho, siguiendo la teoría triangular del amor de Sternberg (1986), el tiempo compartido enlaza directo con dos de sus componentes principales: la pasión y la intimidad.


Y es que el tiempo de calidad conjuga la simple cercanía física y la compañía mutua con aspectos más profundos como la autodivulgación (compartir información importante sobre uno mismo) y el aumento de la confianza.


Además, este elemento se asocia con el bienestar en pareja. Según un estudio publicado en Contemporary family therapy , las parejas que pasan más tiempo juntas conversando y compartiendo actividades reportan una mayor satisfacción con la relación, perciben cualidades más positivas en su vínculo y experimentan gran cercanía con su compañero sentimental.


Por lo mismo, esta es una tarea positiva y necesaria en todas las relaciones, pero cobra especial relevancia en aquellas en las que uno o los dos miembros poseen como lenguaje principal del amor el tiempo de calidad. Es decir, aquellas que expresan su afecto y se sienten amadas al compartir momentos, espacio y experiencias con el otro.


Claves para dedicarle tiempo de calidad a tu pareja


¿No sabes por dónde comenzar? Gary Chapman, en su libro The 5 love languages, nos ofrece algunas claves que te ayudarán a dedicar tiempo de calidad a tu pareja.


1. Ofrece tu atención plena


El tiempo de calidad no consiste solo en compartir un espacio con otra persona. No debemos caer en el error de suponer que, quienes tienen este lenguaje del amor, desean que les dediquemos todo nuestro tiempo o se sentirán conformes si pasamos una determinada cantidad de horas juntos, pues lo que en verdad desean es conexión y calidad.


Esto implica prestarle toda tu atención a la otra persona durante esos ratos compartidos, implicarte con tus cinco sentidos y, en definitiva, ofrecerle tu energía.


Para lograrlo, apaga la televisión y deja a un lado el teléfono cuando estés con tu pareja, establece contacto visual, escucha e involúcrate en ese instante juntos sin tener tu atención dividida con otras tareas o pensamientos.


2. Realicen actividades juntos


Una de las mejores estrategias es realizar juntos actividades que sepas que a la otra persona le agradan y desea compartir contigo. Por ejemplo, súmate a probar uno de sus hobbies, asistan a ese concierto o recital que le encanta o den un paseo por la naturaleza.


También invítale a compartir tus aficiones y hazle partícipe de tus pasatiempos e intereses. En realidad, en este caso, el amor se expresa no tanto en la actividad sino en el propósito con que esta se realiza: compartir momentos significativos y crear recuerdos que perdurarán.


3. Aprende a escuchar


Una persona con este lenguaje del amor se siente querida cuando su pareja sabe escucharla. Y recordemos que escuchar no es lo mismo que oír. En el primer caso, has de comprometerte a atender a lo que la otra persona te cuenta sin estar distraído en tus propios asuntos, muestra interés genuino en saber más, haciendo preguntas relevantes o tratando de comprender cómo se siente.


Recuerda que lo que la otra persona busca no es tanto tu consejo o tu opinión, sino el saber que estás ahí para ella, que puede expresar qué le ocurre y cómo se siente y que la relación es un lugar seguro para hacerlo. Busca, ante todo, comprensión y validación.


4. Practica la autorrevelación


Ahora bien, resulta igual de importante saber comunicarte y expresarte. Y es que el tiempo se vuelve de calidad cuando lo utilizamos para generar cercanía emocional y hacer partícipe a la otra persona de nuestro mundo interno. Tu pareja quiere saber cómo te sientes, qué viviste durante tu día, qué te preocupa o qué esperas de la relación.


Cuando escoges compartir ese sentir íntimo, creas conexión y logras que la otra persona se sienta amada e implicada contigo. No para todos es sencillo este ejercicio, pues muchas veces ni nosotros mismos estamos en contacto con nuestras emociones; sin embargo, podemos practicar y esto se volverá un hábito.


5. Ten iniciativa


Por último, has de saber que si tu pareja tiene este lenguaje del amor valorará muy positivamente que tengas iniciativa a la hora de compartir momentos. Es decir, que no te limites a aceptar sus propuestas, sino que también ofrezcas alternativas, sugerencias o planes.


De este modo, no solo se logra salir de la rutina, sino que le demuestras a tu pareja que tú también valoras y deseas ese tiempo de calidad y te comprometes a buscarlo o construirlo.


Comienza a pasar tiempo de calidad con tu pareja


Dedicarle tiempo a la persona amada es complicado, en ocasiones, debido a que todos tenemos obligaciones personales, laborales y familiares. De hecho, según sugiere un artículo publicado en Review of Economics of the Household, para las parejas con hijos es en particular difícil sincronizar sus horarios y encontrar espacios conjuntos.


No obstante, el tiempo compartido es fundamental para la unión y la cohesión, incluso, actúa como un factor protector frente a los efectos del estrés externo (Milek, 2015). Por ello, si sientes que no tienes suficientes experiencias de calidad con tu pareja, no dudes en comunicar esta necesidad.


Si lo expresas de una forma asertiva, será más sencillo que ambos se involucren en los cambios y mejoren los niveles de satisfacción individual y en pareja.


Elena Sanz

Enlace: https://lamenteesmaravillosa.com/claves-tiempo-calidad-pareja/

Imagen: Adobe Express