Publicado: 7 de Mayo de 2023

Cuando estamos muy ocupados o dedicamos toda nuestra energía a un proyecto, es muy fácil perder el equilibrio y no prestar suficiente atención a otras áreas significativas de nuestra vida. Obviamente, mantenernos enfocados y motivados nos ayuda a conseguir nuestros objetivos y alcanzar la excelencia, pero si llevamos ese nivel de concentración y esfuerzo demasiado lejos, podemos terminar sufriendo un estrés intenso como resultado de un desbalance.


Cuando dedicamos mucho tiempo y esfuerzo a algunas áreas de nuestra vida, como puede ser el trabajo, terminamos descuidando otras esferas igual de importantes, como el descanso, el ocio o incluso la relación de pareja. Si eso ocurre, es probable que terminemos llevando una vida desequilibrada que, antes o después, nos pasará factura. La Rueda de la Vida puede ayudarnos a detectar esos desequilibrios para ponerles coto antes de que sea demasiado tarde.


¿Qué es la Rueda de la Vida?


El concepto original de la Rueda de la Vida fue creado por Paul J. Meyer, uno de los pioneros en el mundo del coaching, alrededor de la década de 1960. Su objetivo principal era ayudar a las personas a plantearse nuevas metas y planes de acción en las categorías fundamentales de su vida.


De hecho, la Rueda de la Vida es una técnica psicológica que se suele usar en los procesos de coaching para valorar cada área vital e identificar aquellas que están desequilibradas, de manera que la persona pueda prestarles más atención. Generalmente cuenta con 8 categorías o áreas que se consideran esenciales para llevar una vida equilibrada.


¿Para qué sirve la Rueda de la Vida?


La Rueda de la Vida es una herramienta poderosa y útil porque brinda una representación visual muy explicativa de cómo es nuestra vida actualmente y nos permite compararla con la manera en que nos gustaría que fuera. La técnica de la Rueda de la Vida saca a colación esas discrepancias y brechas.


Esta técnica psicológica nos ayuda a ser más conscientes de nosotros mismos y de los hábitos que hemos puesto en práctica a lo largo del tiempo. De hecho, nos ayuda a ver nuestra vida desde una perspectiva más amplia y comprender cómo sus diferentes facetas se interconectan e influyen en nuestro bienestar. Por tanto, es una herramienta de autoconocimiento que también nos motiva a hacer los cambios necesarios para lograr una vida más plena, equilibrada y satisfactoria.


¿Cómo hacer la Rueda de la Vida?


El primer paso consiste en crear tu propia Rueda de la Vida. Las categorías básicas que más se utilizan son:


Salud, que incluye tanto la salud física como mental y el bienestar en general.

Relaciones, tanto de pareja como con la familia, los amigos o los compañeros de trabajo.

Social, abarca todas las actividades grupales, como las religiosas, espirituales o de cualquier otra índole.

Económica, se refiere a la capacidad para ganar dinero y administrarlo eficazmente.

Laboral, incluye la carrera profesional, los negocios y la trayectoria laboral en general.

Crecimiento personal, indica el nivel de satisfacción con la vida y la autorrealización alcanzada.


Estas son las categorías principales de la Rueda de la Vida, pero también puedes incluir otras áreas que sean importantes para ti, como la actitud, la espiritualidad, la creatividad, el ocio o el deporte. Es importante que te asegures de incluir no solo las áreas en las que te sientes cómodo y abarcan gran parte de tu jornada sino también aquellas que pueden ayudarte a equilibrar tu vida y alcanzar un mayor bienestar, aunque las hayas descuidado.


Una vez que haya identificado las categorías principales de tu Rueda de la Vida, puedes visualizarlas como diferentes trozos de un pastel. El círculo completo representa tu vida en general y cada pieza representa un área de enfoque diferente.


Tendrás que calificar tu nivel de satisfacción en cada área, usando una escala del 1 al 10, en la que 10 es la máxima puntuación. En cada segmento, pregúntate: ¿cuán satisfecho estoy con esta área de mi vida? Lo mejor es que no les des muchas vueltas, sigue tu instinto y responde rápidamente. Escribe ese número en la plantilla de la Rueda de la Vida. Cuando termines, conecta los puntos y verás inmediatamente las áreas que estás descuidando y aquellas a las que estás prestando una atención excesiva.


El próximo paso: poner en práctica todos los cambios necesarios


Ahora que tienes una visión general de la realidad ha llegado la hora de tomar cartas en el asunto. ¿Dónde están tus mayores lagunas? ¿Qué desequilibrios te preocupan más? ¿Hay áreas de tu vida que están recibiendo más atención de la que merecen? ¿Qué estás haciendo poco actualmente que te gustaría hacer más? ¿Qué estás haciendo demasiado actualmente que te gustaría hacer menos? ¿Qué te gustaría empezar a hacer? ¿Qué te gustaría dejar de hacer? ¿Qué está funcionando bien? ¿Qué te aporta satisfacción? ¿Qué te hace sentir mal?


A continuación, plantéate nuevos objetivos por cada área y planifica los cambios que puedes poner en práctica para lograr un mayor equilibrio y satisfacción en tu vida. Obviamente, esos cambios implicarán tomar decisiones y establecer ciertos compromisos ya que tu tiempo, energía y recursos no son ilimitados. Por tanto, establece dos o tres acciones viables que te ayuden a acercarte al punto donde te gustaría estar y comienza dando pequeños pasos.


Lo más interesante de esta técnica es que puedes usar la técnica de la Rueda de la Vida cada cierto tiempo para ir evaluando tu progreso o identificar los aspectos que debes corregir. De hecho, puede convertirse en una especie de brújula vital que te impida desbalancearte demasiado en un sentido.


Por supuesto, habrá momentos en la vida en los que tendremos que dedicar más atención, tiempo y esfuerzo a algunas áreas. Es normal. Sin embargo, debemos evitar que esas áreas terminen engullendo otras facetas igual de importantes de nuestra vida.


Como colofón, es importante ser conscientes de que solemos tener la tendencia a dedicar más tiempo en las áreas en las que nos sentimos más competentes o que reclaman nuestra atención “urgentemente”, descuidando otras esferas en las que quizá no nos sintamos tan a gusto o que podemos relegar a un segundo plano. Debemos cerciorarnos de corregir esos desbalances cada cierto tiempo para llevar una vida más plena en 360 grados.


Jennifer Delgado Suárez

Enlace: https://rinconpsicologia.com/rueda-de-la-vida-plantilla-tecnica/

Imagen: Adobe Express